“Bonus – Malus” el nuevo y ambicioso proyecto del gobierno francés que surge de la iniciativa por aumentar rápidamente la venta de coches eléctricos, se implementará a partir del 1 de enero de 2020.

Este programa propone sancionar con fuertes impuestos los coches que tengan tasas de emisión de dióxido de carbono elevadas, destinando esa recaudación a financiar las ayudas directas para la compra de vehículos eléctricos.

Además, Francia propone un plan a largo plazo para evitar renovaciones constantes. Se plantea mantener la inversión de 400 millones anuales constante, con la necesidad de reducir la cantidad destinada por vehículo asumiendo el crecimiento de la demanda de coches eléctricos.

En España, sin embargo, el Plan Moves 2020 parece no arrancar como se esperaba. Los fabricantes de coches aclaran que ciertas condiciones impuestas para optar a las ayudas, por ejemplo, la necesidad de achatarrar un vehículo antiguo, frenan el éxito de este programa.

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 | Máscarservice® es una marca de ElcrealRevolution SL | Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: